25.7.05

Siempre

Siempre hay una opción. Puedes seguir adelante o pararte, puedes insistir o desistir. Puedes empecinarte en pensar que no saldrás de esta o coger al toro por los cuernos, pero siempre hay una opción. Es posible decir "no" cuando todos esperan que digas que sí, como es posible sonreir a la gente en la calle en lugar de clavar la vista en el suelo. Puedes comer ensalada, espaguettis o una bolsa de patatas fritas, y puedes engullir o degustar, solo debes tomar la decisión. Cada mañana al enfrentarte al espejo puedes ignorarte o darte los buenos días, o decidir si vas a recogerte el pelo o ponerte pendientes en cada ocasión.
Pero es muy curioso como la gente no da valor a las pequeñas cosas que puedes hacer en cada momento, a las pequeñas decisiones que se toman cada día, que decoran la realidad cotidiana y la visten de esparto o de satén.
Puedes apostar o plantarte, puedes concentrarte o dejar tu mente vagar... Pero, amigo, hazlo de forma consciente, porque es la forma más fácil de empezar a ser dueño de tu realidad.

4 comentarios:

Chr Chk dijo...

y puedes ser gótiko o barroco...

Imperator dijo...

Si la gente se diera cuenta de todo el control que tienen sobre su propia vida, creo que les resultaría insoportable.

Judit dijo...

Una reflexión excelente, sigue así.

Julia dijo...

La libertad a menudo produce vértigo, tal vez no todo el mundo esté preparado para tomar consciencia de ello y prefieren creer en el destino, la suerte ó ¡en Dios!