12.7.05

Buena máxima.

"Cuidado con la tristeza. Es un vicio"
(Gustave Flaubert, 1821-1880, escritor francés)


Supongo que nos tocará vigilarla de cerca, pero no mucho.

5 comentarios:

Rapunzell dijo...

Una cuentacuentos estupenda que conozco cuneta una historia en la que una penita aparece denajo de la cama, toda mona ella, y le dice lo bien que van a estar juntas y que todos se compadecerán de ella y la tratarán con dulzura, y la dulce melancolía la invadirá y...

Y Victoria Imaz le arrea un pisotón y la estampa en el suelo, porque a las penas, por monas que sean, hay que cepillárselas cuando son pequeñas :))

Un beso, reina.

Hari Seldon dijo...

Sólo trata de no regodearte en ella. Es adictiva :-*

Pucela dijo...

Yo estuve cerca de dejarme vencer, pero he resistido. Gracias, en parte, a esas pequeñas cosas como las que reflejas en el post de más arriba.
Besos, y coje un palo para, si se acerca la tristeza, darle bien fuerte.

Rapunzell; copiada la anécdota y en "reserva" para mis hijos. ;)

´°*¤·Nur·¤*°` dijo...

Nada, yo cuando se me acerque mucho, saco el látigo y la espanto. Que ya está bien, hombre...

yellow dijo...

y que lo diga.
igual mejor así, y los días alegres se hacen más alegres.

un abrazo de me pasaré por aquí más